KALACHAKRA

Imágenes de los días 6 y 7 de enero 2012 de la Kalachakra de 10 días para la Paz Mundial en Bodh Gaya, India.

La palabra Kalachacra significa “la Rueda de Tiempo” y se refiere a la representación de los ciclos de tiempo y la Tantra el “río de continuidad”. Son las enseñanzas más profundas del Vehículo de Bodhisattva.

Cuenta la tradición que cuando el Buda Shakyamuni, bajo el aspecto de un monje,  impartía las enseñanzas de la Perfección de la Sabiduría en el Pico de Buitre, en las afueras de Rajgir, apareció al mismo tiempo en el sur de la India como Kalachacra, y expuso este Tantra.

El Tantra de Kalachacra es la mayor y más esotérica rama del misticismo Tibetano. Es una práctica de meditación budista que pertenece a los Tantras del Yoga más elevado, cuya fuente es el Reino Shambala.

Es el más grande de los rituales budistas para la Paz Mundial y es conferido con regularidad por Su Santidad el Dalai Lama. 

El ritual es una forma muy especial de bendición, diseñado para promover el desarrollo de una ética de paz y armonía para uno mismo y para la humanidad en conjunto. 

El pre-requisito más importante para recibirla Iniciación de Kalachacra es tener alguna experiencia en el despertar de la mente, la aspiración altruista a la iluminación para bien de todos los seres. Es un beneficio que confiere la Iniciación, ya que aunque no se esté totalmente preparado, se establece una conexión con Shambala, conocido como el “Reino Oculto”, donde seres perfectos y semiperfectos viven y están guiando la evolución del ser humano.

El Kalachakra Tantra contiene una cosmología comprensiva y representa un sistema budista de ejercicios para el desarrollo de la conciencia. El objetivo de estos, es el logro de la claridad interior, un estado espiritual más allá de toda dualidad, libre de concepciones mentales erróneas y de toda causa de sufrimiento en la dimensión Espacio-Temporal. 

 LA PROFECÍA DE KALACHACRA 

Durante el reinado del vigésimo quinto Rey Kulika (año 2327) el mundo que conocemos será conquistado por un emperador maligno. Habiendo subyugado al mundo descubrirá la existencia de Shambala e intentará conquistarla. El Rey Kulika Rudra Chakrin “El Iracundo con la Rueda”, reunirá un gran ejército y derrotará al emperador maligno y a sus aliados en la gran batalla final del mundo (año 2425).

La victoria dará paso a una era dorada de perfección para los seres humanos que durará mil años, durante los cuales la práctica espiritual del Budismo Vajrayana especialmente la de Kalachacra llevará a muchos a la liberación y a la iluminación final.

Kalachacra, la Rueda del Tiempo, es una de las prácticas tántricas más importantes en el Budismo Tibetano. Es un método para entender y armonizar las energías de los seres humanos (microcosmos) y el Universo (macrocosmos). Esta práctica contiene además profundos conocimientos sobre el sistema médico y astrológico, así como prácticas yóguicas.

El Tantra de Kalachacra fue enseñado por Buda Sakyamuni hace unos dos mil quinientos años en la antigua India, a petición del Rey Suchandra de Shambala, quien deseaba un método sanador que le condujera a la iluminación con sus súbditos y creara una sociedad en paz.

La transmisión de Kalachacra es una bendición especial para los que la reciben y para el entorno en el que se da. Se considera como una oración universal para el desarrollo de la paz y de la armonía en el mundo.

El emblema del Buda Kalachacra integra en sí mismo la esencia de las enseñanzas de Kalachacra. Los Budistas Tibetanos creen en sus bendiciones y poder protector. Se cree que entrar en contacto con el emblema de Kalachacra viéndolo, tocándolo o llevándolo permitirá que uno obtenga la liberación del Samsara en esta vida o en una futura vida cercana.

El Dalai Lama viendo monjes debatiendo durante un descanso en el Kalachakra para la Paz Mundial en Bodh Gaya, India, 9 de enero de 2012. Foto Tenzin Choejor.

Monjes del Monasterio Namgyal realizan la Danza ritual del Kalachakra para la Paz Mundial en Bodh Gaya, India,  7 enero de 2012. Foto Tenzin Choejor

El Dalai Lama contempla el Kalachakra Mandala de arena para la Paz Mundial en Bodh Gaya, India.l 6 de enero de 2012. Foto Tenzin Choejor.

El Dalai Lama y los líderes de otras tradiciones budistas juntos plantando un retoño del árbol de Bodhi en Nehru Park en Nueva Delhi, India.

ENSEÑANZAS DEL DALAI LAMA.

Los seres humanos no somos intrínsecamente egoístas, no estamos aislados de los demás. Somos animales esencialmente sociales que dependen de otros para satisfacer las necesidades. Alcanzamos la felicidad, la prosperidad y el progreso a través de la interacción social. Por lo tanto, tener una actitud amable y servicial contribuye a nuestra felicidad y la de los demás.

 La espiritualidad se refiere a nuestra propia motivación, mientras que la actividad secular implica trabajar en el mundo. Debido a que la motivación impregna toda la acción, es importante que tengamos una motivación positiva. Lo que sea en que estemos involucrados, ya sea política, educación, medicina, derecho, ingeniería, ciencias, negocios o la industria, la naturaleza de nuestra motivación determina el carácter de nuestro trabajo.

 El propósito de la espiritualidad es la autodisciplina. En lugar de criticar a los demás, debemos evaluar y criticarnos a nosotros mismos. Pregúntate a ti mismo, ¿qué estoy haciendo por mi ira, mi apego, mi orgullo, mis celos? ..esas son las cosas que deben comprobar en nuestro día a día.

 El desarrollo de los valores internos es como el ejercicio físico. Cuanto más entrenamos nuestras habilidades, más fuertes se vuelven. La diferencia es que, a diferencia del cuerpo, cuando se trata de entrenar la mente, no hay límite a cuán lejos podemos llegar.

 Importante es que al fruncir nuestro propio interés debemos ser “egoísta racional” y no “egoísta necio”. Ser un estúpido egoísta significa la consecución de nuestros propios intereses en un camino angosto y estrecho de miras. Ser sabio significa egoísta de tomar una visión más amplia y el reconocimiento de que nuestro propio interés a largo plazo individuo reside en el bienestar de todos.Ser sabio significa ser compasivo egoísta.

Hay un dicho tibetano que dice: “en la puerta del rico miserable duerme el mendigo contento.” El mensaje de este dicho no es que la pobreza es una virtud, que la felicidad no proviene de la riqueza,  sino de poner límites a los propios deseos que viven dentro de los límites de satisfacción.

 La generosidad es la expresión externa más natural de una actitud interior de compasión y bondad. Cuando se desea aliviar el sufrimiento de los demás y para promover su bienestar, entonces la generosidad – en la acción, palabra y pensamiento – es el deseo de poner en práctica. Es importante reconocer la “generosidad”, aquí se refiere no sólo a dar en un sentido material, sino a la generosidad del corazón.

A la vista de todos los desafíos que enfrentamos hoy, es mi optimismo sobre el futuro de la humanidad idealista. Quizá lo sea. ¿Es realista? Por supuesto que no. Permanecer indiferente ante los desafíos que enfrentamos es indefendible. Si el objetivo es noble, si es o no realizable dentro de nuestra vida es en gran medida irrelevante. Lo que debemos hacer es, pues, esforzarnos y perseverar y no rendirse nunca.

En un mundo cada vez más interdependiente nuestro propio bienestar y felicidad dependen de muchas otras personas. Otros seres humanos tienen el derecho a la paz y la felicidad que es igual a la nuestra, por lo tanto tenemos la responsabilidad de ayudar a los necesitados. Muchos de los problemas de nuestro mundo y los conflictos surgen porque hemos perdido de vista la humanidad básica que nos une a todos como una familia humana.

Todos somos, por naturaleza, una clara orientación hacia los valores humanos básicos de amor y compasión. Todos preferimos el amor a los demás que su odio. Todos preferimos la generosidad de los demás a la mezquindad. ¿Y quién hay entre nosotros que no prefiere la tolerancia, el respeto y el perdón de nuestras faltas a la intolerancia, la falta de respeto y el resentimiento?

S.S. Dalai Lama

OFF TOPIC es un espacio sin fines comerciales, dedicado al Intercambio Mutuo de Conocimientos y con fines Educativos y Sociales. Si en algún lugar de este espacio aparece publicidad comercial, deben saber que aquí nunca la hemos solicitado.

Cosmoecología es una Ciencia SIN ÁNIMO DE LUCRO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: