rueda

KINAM es un sistema de ejercicios tomados de las fuentes mesoamericanas (códices relieves, murales, vasos y cronistas de Indias). También se conoce como “el yoga tolteca” o “el yoga de Anahuac”. Su propósito es producir equilibrio interno y externo, y acercarnos de una manera práctica a la sabiduría de los antiguos moradores de México.

El Kinam se compone de 33 posturas básicas y un centenar de variantes, organizados hacia los cuatro rumbos cardinales y los tres niveles del espacio. Se añaden series dinámicas, gestos manuales, ejercicios de respiración, técnicas para higienizar los vehículos de conciencia y para activar los centros perceptuales, etcétera.

centros15

LOS CENTROS ENERGÉTICOS

En de la práctica de Kinam se dedica un esfuerzo especial a la activación de los Cuecueyos o centros energéticos, más conocidos como Chakras. Tales “órganos de luz” fueron reflejados con frecuencia en el arte mesoamericano, con la apariencia de soles que descienden. Gracias a los códices Borgia, Laúd y Fejervary. En la actualidad podemos conocer los nombres que les daban.

                             

Tekpatl, cuchillo de pedernal

Chalchiwitl, piedra preciosa

Topilli, bastón

Shochitl, flor

Pamitl, bandera

Iwitl, plumón

Kolotl, escorpión

Las creencias del México antiguo sostenían que nuestra estructura básica no es de naturaleza física, sino energética. Somos campos magnéticos por donde se mueven las corrientes de Tleyotl o energía vital, responsables de mantener con vida a los órganos. Cada una de esas corrientes tiene un centro motor al que los nahuas llamaban Kuekueyotl, espiral luminosa, de la raíz Kue, curva, vórtice, movimiento, brillo. Otro nombre que le daban era Tsitsimitl, flechas esplendentes.

Los centros energéticos fueron descritos del siguiente modo por los informantes mexicas: “Con nuestros cuecueyos iluminamos al mundo. En el sitio donde están nuestras luminarias, allí tenemos luz” (Códice Matritense)El término “luz”, en este caso, significa “sentido”, ya que la función de estos centros consiste en “filtrar” las impresiones que recibimos del exterior, a fin de producir panoramas perceptuales completos de índole sexual, emocional, mental, etcétera.

Los cuecueyos fueron representados con frecuencia en el arte de Anahuac, tal como afirma un autor: “Es posible encontrar en estatuas y frescos de las culturas maya y teotihuacana representaciones de los chakras, así como del kundalini, la serpiente de energía sagrada que sube por la columna vertebral” (A. Sartori, Simbólica de la tradición precolombina). El estudio de esas imágenes no sólo nos permite rescatar una dimensión del pensamiento mesoamericano, sino también un conocimiento útil, que podemos aplicar en nuestra vida diaria.

A fin de activar los centros energéticos, es preciso que los desmitifiquemos. No son órganos físicos o nódulos nerviosos; tampoco tienen una naturaleza mística o mágica. Son funciones de la energía vital que resuenan en ciertas zonas de nuestro organismo. Su actividad se manifiesta, por ejemplo, cuando se nos agita el corazón frente a una emoción, cuando se nos contrae el ombligo al ser retados en el ego, cuado “se nos hace un nudo en la garganta”, se nos frunce el ceño o se excitan los órganos sexuales. Todos los seres vivos tienen el mismo conjunto de centros como potencial energético y, de hecho, la evolución de la vida consiste en su progresiva activación.

– Nombres, ubicación y funciones de los centros energéticos

1. Kolotl, escorpión, también llamado Sipaktli, dragón. Radica en la base de la columna vertebral. Rige sobre los impulsos sexuales y de conservación. Se activa en forma natural en todos los seres.

2. Iwitl, plumón, también llamado Malinalli, hierba torcida. Radica en el vientre y rige sobre los sentimientos de sociabilidad, pertenencia, apego familiar y nacional. Se activa en forma natural en los animales superiores.

3. Pamit o Pantli, bandera, llamado en el Códice Laúd Yaoyotl, guerra. Radica en el ombligo. Es el centro del ego. Se activa en forma natural en la especie humana.

4. Shochitl, flor, en el corazón. Rige sobre las emociones superiores, en particular, sobre los sentimientos altruistas. Se activa mediante el cultivo de la sensibilidad.

5. Topilli, bastón, en la garganta. Rige sobre la voluntad. Se activa tomando decisiones.

6. Chalchiwitl, piedra preciosa, también llamado Ishtli, ojo. Radica en el entrecejo y rige sobre los poderes mentales (intelecto, memoria, analogía, comparación, intuición, etcétera). En la mayoría de los seres humanos este centro funciona en forma parcial. Se activa mediante las prácticas de recapitulación, meditación y ensueño.

7. Tekpatl, cuchillo de pedernal, llamado por Carlos Castaneda “el punto de encaje de la percepción”. Radica en la coronilla y rige sobre la capacidad de cambiar de estado de conciencia. Se activa en la medida en que lo hacen los demás centros.

– La concentración de los centros energéticos

Los cuecueyos regulan el funcionamiento del cuerpo y la percepción; por ello, la base de una buena salud física o mental, es mantenerlos activos y nutridos. Como la energía es atención, el mejor modo de nutrirlos es concentrándonos en ellos y dedicándoles nuestra respiración, a fin de enviar una corriente de sangre enriquecida a la zona física resonante.

Para realizar este ejercicio, nos sentamos en el suelo con la espalda recta y los pies cruzados, calmamos la respiración y cerramos los ojos para interiorizar los efectos del ejercicio. A continuación, tomamos una respiración profunda y nos concentramos en el centro de la base de la columna vertebral, pronunciando mentalmente su nombre: Kolotl. Nos mantenemos concentrados en tanto podamos retener la respiración, y luego exhalamos lentamente. A continuación repetimos el ejercicio con el centro siguiente y así, hasta llegar al centro coronario.

Este ejercicio es útil para calmarnos antes de meditar o estudiar, y también para disipar estados de estrés o de malestar en general.

Fuente: http://www.kinam.org/

OFF TOPIC es un espacio sin fines comerciales, dedicado al Intercambio Mutuo de Conocimientos y con fines Educativos y Sociales. Si en algún lugar de este espacio aparece publicidad comercial, deben saber que aquí nunca la hemos solicitado.
Cosmoecología es una Ciencia SIN ÁNIMO DE LUCRO.

Anuncios

Comentarios en: "KINAM – Yoga de Anahuac" (2)

  1. Emanuel dijo:

    MUY BUENO, VENDRÍAN A SER LO QUE EN LA CULTURA ORIENTAL SE LOS DENOMINA COMO CHAKRAS. SALUDOS =)

    • Si Emanuel, este Yoga es análogo al de los Hindues aunque con sus variantes culturales étnicas que le dan nombre propio.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: