picture-19

¿Cómo funciona la Inteligencia Emocional en relación con el aprendizaje?

Un punto sumamente interesante en cuanto a Inteligencia Emocional es su modus operandi en relación con el aprendizaje. A continuación presentamos nueve principios de funcionamiento de la Inteligencia Emocional que nos llaman especialmente la atención, porque presentan una correlación directa con la psico-pedagogía de los chicos y chicas de hoy que podríamos desarrollar sistemáticamente en nuestros modelos educativos. Tomado y adaptado del apéndice B “Los sellos de la mente emocional” del libro La Inteligencia Emocional de Goleman. (Goleman, 1995:334-340)

 – Principio uno

Principio de la asociación. La lógica de la mente emocional es asociativa por naturaleza, es decir, toma un elemento que simboliza una realidad y dispara un recuerdo de la misma. En otras palabras, los niños no hacen deducciones, hacen contracciones, como observa el investigador boliviano Eduardo Pareja, quien explica:…por ejemplo: a un niño y niña de hoy, no se le dice: siéntate, sino que simplemente se le enseña su silla mientras te acomodas en la tuya. Igual en la educación, no se les dan clases lineales, sino pedazos de elementos y de sensaciones que ellos mismos van asociando. ¡En este sentido la educación va a ser mucho más fácil y divertida!

Por ejemplo, yo no les daría una clase sobre el agua ¡les llevarían a bucear en el Lago Titikaka! Les daría clases a media noche, en el frio, en el calor, en las montañas, por los ríos, por las fogatas, que vivan los ciclos, los elementos, las dimensiones. Les enseñaría los sitios arqueológicos, las cuevas; bajaríamos un río en canoa en la Amazonia; tendríamos nuestro calendario de la luna, el sol, las constelaciones; tendríamos simbología ancestral, códigos secretos, geometría sagrada; tendríamos la ecología y lo social vivido, haríamos trabajos comunitarios. (Pareja, 2005:cp)

– Principio dos:

Principio de colaboración. Para la Inteligencia Emocional no existe el imperativo. Nadie puede dar órdenes a nadie. Sólo se puede solicitar cooperación de corazón, enseñando simplemente la tarea a hacer con el ejemplo, sin ordenar. Es otro lenguaje.

– Principio tres:

Principio del disparador. Es decir, que basta un elemento, que puede ser visual, auditivo, olfativo, gustativo, táctil o un sentimiento o un dato cognitivo, para que se desencadene la memoria o la comprensión de algo. Por eso sería mucho más fácil e interesante para la nueva educación basarse sobre este principio. Además, esta teoría se basa en la memoria celular y los campos mórficos que explicaremos más en detalle a continuación. A menudo el niño y niña simplemente se acuerdan.

– Principio cuatro:

Principio del lenguaje de las artes y de la espiritualidad. Dice el Dr. Daniel Goleman al respecto: Es por eso que los símiles, las metáforas y las imágenes hablan directamente a la mente emocional, lo mismo que el arte: novelas, películas, poesía, canciones, teatro, ópera. Los grandes maestros espirituales, como Buda y Jesús, llegaron al corazón de sus discípulos hablando el lenguaje de las emociones, enseñando con parábolas, fábulas y relatos. De hecho, el símbolo y el ritual religioso tienen poco sentido desde el punto de vista racional; se expresan en la lengua nativa del corazón. Es la lógica de la religión, la poesía, los sueños, la psicosis, los mitos y los niños, dice Freud. (Goleman, 1995:338)

 – Principio cinco:

Principio de la libertad. Para esta lógica todo es posible, no hay coerción. El no simplemente no existe.  En la lógica de la inteligencia emocional, todo es posible. Uno puede ir y venir en los diferentes niveles del fluir, por ejemplo, de una forma narrativa o de una fórmula matemática. Un elemento representa a otro. Los mensajes son multi-dimensionales, no hay tiempo ni leyes de causa efecto. Es el idioma más adecuado para la inmensa variedad de percepción que tienen los niños y niñas de hoy.

 – Principio seis:

Principio de la percepción. Con la lógica de la mente emocional las cosas no son como son, sino como son percibidas y por lo que representan. ¡Lo que uno recuerda, en esta lógica, puede ser obviamente mucho más importante que lo que es!

– Principio siete:

Principio del holograma. Mientras la mente racional de la corteza cerebral realiza conexiones lógicas de causa y efecto, la vida emocional tiene una lógica holográfica, donde una sola parte evoca el todo. Todo está en todo.

– Principio ocho:

Principio del pensamiento personalizado. El observador de la mente racional se vuelve actor y co-creador en la mente emocional, lo que representa una de las grandes fuerzas de los niños, niñas y jóvenes de ahora. Este principio nos lanza directamente a la tredécima inteligencia, la inteligencia co-creadora que detallaremos más adelante.

El observador de la mente racional se vuelve actor y co-creador en la mente emocional.

– Principio nueve:

Principio de sanación. El Dr. Servan-Schreiber explica que: La Inteligencia Emocional es sanadora y autosanadora. Libera traumas del pasado que no puede liberar la corteza cerebral. La memoria emocional es la sede del trauma, y es el disparador adecuado, la mente emocional reacciona al presente como si fuera el pasado. Puede así liberar el trauma en cualquier parte física, ya que cada emoción importante tiene su sello biológico donde se ha somatizado. (Servan-Schreiber, 2003:23)

Después de la Liberación Somato-Emocional (LSE), el cerebro emocional reorganiza la memoria emocional en un nuevo patrón ya sanado y funcional, lo que se llama en algunas terapias el Reset (reponer a cero). Hay por lo tanto un importante nexo entre la Inteligencia Emocional y el cuerpo mismo. Es interesante observar que, tanto los procesos de aprendizajes más poderosos, como las terapias más eficaces, no pasan por la corteza cerebral o por procesos mentales (O sólo parcialmente, como puede ser el psicoanálisis), sino por una serie de otros elementos importantísimos que debemos entender para desarrollar los procesos de educación y de salud integrales de los niños, niñas y jóvenes de hoy.

Es el caso de la mayoría de las terapias alternativas, que se basan sobre el principio de sanación y autosanación del cerebro emocional, por ejemplo la terapia de la integración neuro-emocional por los movimientos oculares EMDR9 (Eye Movement Desensitization and Reprocessing), la desprogramación y reprogramación a través de los Movimientos Oculares Rápidos.

Una especie de EMDR lúdico se encuentra naturalmente, por ejemplo, en el malabarismo, que hace funcionar constantemente los movimientos oculares. El malabarismo en este sentido es excelente para incorporar en los programas de tratamiento lúdico y útil para, por ejemplo, los niños, niñas y jóvenes trabajadoresde la calle10, con o sin trastornos de adaptación social.

El mismo Goleman reconoce:

El propio nombre de Homo sapiens, la especie pensante, resulta engañoso a la luz de la nueva valorización y visión que ofrece la ciencia con respecto al lugar que ocupan las emociones en nuestra vida. Los sentimientos cuentan tanto como los pensamientos, y a menudo más. (Goleman, 2002:22) Por eso al entrar en el Tercer Milenio, tanto Goleman y sus colegas, como Lawrence Shapiro, especialista en la Inteligencia Emocional en los niños y niñas, reconocen que el Coeficiente Emocional (CE) es más importante que el Coeficiente Intelectual (CI), el razonamiento puramente racional, en cuanto el éxito y la calidad de vida de uno. Permite lograr la satisfacción interior que surge de la armonía de la propia vida para que esté de acuerdo con los auténticos sentimientos personales y grupales.

 Seguir leyendo:

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/material/pedagogia3000/p3000Libro.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: