MarMenorEl Mar Menor

La civilización Mastiena es actualmente conocida como la Argárica. Su ciudad más importante fue Mastia, lo que hoy es la actual Cartagena fundada por Asdrubal.
Se han encontrado restos arqueológicos importantes en Argar, antiplanicie cercana al rio Antas en la provincia de Almería. Eran del mismo grupo étnico que los Tartesos y fueron sometidos por ellos.

Según Estrabón, los mastianos conocían la minería que abundaba en la Sierra Minera y su capital Mastia, ya conocía embarques de metales extraídos de sus sierras de vientre argentífero en el Sureste, concretamente esta función está localizada en el pueblo de Los Nietos junto a la rambla de La Carrasquila. La ciudad de Mastia tiene una antigüedad memorable, situada en el Mar Menor en un pueblo humilde de pescadores denominado actualmente Los Nietos que pertenece a la ciudad de Cartagena (antigua Cartago Nova).

Las vistas de Mastia eran inmejorables y todavía se pueden observar desde sus míticos montes, donde se situaban en la antigua ciudad los templos de la longevidad y la salud que representan las grandes propiedades termales de la laguna mágica del Mar Menor, observando las salinas de Marchamalo o Lo Poyo hasta el Faro de Cabo de Palos o el Cabezo de la Fuente. Un lugar para conocer el relax absoluto, reposar junto a una laguna mítica, bañarse todos los días del año y pasear con unas vistas idílicas.

En cuanto a la historia de la Mítica ciudad, al príncipe Teucro, hijo de Telamón, se le atribuye la fundación de Mastia nada menos que sobre el siglo XV antes de Cristo. Teucro era uno de los héroes de la guerra de Troya que fue desterrado por su padre que era el rey salamito. Alrededor del año 1.184 a.C. Teucro navegó hasta el Mar Menor y allí desembarcó con su gente en el sitio que hoy ocupan Los Nietos en Cartagena.

Según Togo Pompeyo, Estrabón y Sítio Itálico:
“Teucro fundó Mastia e inaguró la primera fábrica de Garum Sociorum. El príncipe formaba parte de la flota que, mandada por Eneas, se encaminó al Mar Menor después de la destrucción de Troya, (desembarcado en Los Nietos de Cartagena) siguiendo a las naves griegas rumbo a Occidente”.

Antes de Teucro se establecieron en ella los Pelasgos procedentes de las islas que fueron griegas, puesto que en aquella época no existía aún la gente denominada griega, datando de entonces los famosos muros cilópeos de Mastía, análogos a los muros cilópeos de Sagunto atribuidos a Hércules y al muro pelásgico de Atenas, mencionados por Herodoto y Hecateo.

En la obra “Galería de Cartageneros olvidados” del autor Carlos Agulló, escribió en su primer capítulo sobre la fundación de Mastia por Teucro:

“Nos encontramos aproximadamente en el año 1.200 antes de Jesucristo… Teucro, en compañía de sus leales, empujado y perdido por el violento soplo de Eolo, llegaba en sus naves a lo que entonces era una pequeña península interior, abrigada y desierta, que en el tiempo -tras numerosas destrucciones hasta por debajo de los cimientos-… Teucro, que luchó contra su padre Telamón, pudo huir estableciéndose con los suyos en esa península interior en previsión de ataques de las tribus que hacia el interior estaban establecidas. Estas tribus, los massienos, eran gentes ibéricas que, al parecer, aún no tenían afición al mar.
Bien pronto Teucro consiguió civilizar un tanto a una cualquiera de las tribus massienas y la trajo a su territorio, con lo que ya realmente se fundó la ciudad, a la que Teucro, diplomático, rebautizó con el nombre de Mastia en honor de sus nuevos aliados y súbditos. Como siempre los invasores, si bien más civilizados, eran muy inferiores a los invadidos, por lo que, aunque dejaron sus conocimientos, nada quedó al final de su sangre. Teucro tomó en matrimonio a Turtuna, princesa ibera, hija de un jefe de tribu, de la que tuvo seis hijos”.

Mastia fue primero fundada por el rey Testa en 1.410 a.C. llamándose ciudad de Contesta o Contestania.

LosNietosCon estas hipótesis entramos en el nacimiento de Los Nietos en Cartagena, un pueblo humilde de pescadores artesanos que ya en pleno siglo XXI se ha convertido en un apacible lugar que ahora goza de una hermosa vista del Mar Menor y sus cinco islas: Isla Perdiguera (antiguamente esta isla estaba dividida en dos la isla Perdiguera y la isla Esparteña), Isla del Barón, isla del Sujeto, isla Rondella e isla del Ciervo.
Mastia (Los Nietos) tiene un antiguo tren minero, salinero o pesquero que permite visitar la Sierra Minera (donde se puede ver como se trabaja el mineral en la mina Agrupa Vicenta) y en Cartago Nova actualmente denominada Cartagena, se encuentra el Museo Arqueológico de Cartagena donde están expuestas todas las antiguas reliquias de la próspera ciudad de Mastia, o el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) donde conocer los barcos sumergidos junto con su ajuar de la época mastiena, fenicia, cartaginesa y romana.

Mastia, con el Garum Sociorum, las minas de Plata (la fundición del mineral se localiza en Los Nietos en la desembocadura de la Rambla Carrasquilla), el salazón (encañizadas y salinas), ganadería, agricultura, apicultura y esparto; se convirtió en el mayor mercado de todo el mar íbero-baleárico. Con un tráfico comercial muy intenso y que dió lugar a la formación de una extensa amalgama social compuesta por grandes propietarios, productores, intermediarios, gerentes, comerciantes y trabajadores.
La ciudad de Mastia fue un gran emporio de riquezas, la legendaria historia de la playa de los Nietos  viene a ser un antecedente de la fundación de la ciudad con siglos de anterioridad a Cartago, y de lo que queda testimonio en productos tan memorables como la hueva del Mar Menor (huevos de mújol o lobarro-lubina- salados desde la época narrada), el famoso Garum Sociorum el más apreciado por Roma que según narra Estrabón era tan caro como el perfume en la actualidad, y las encañizadas del Mar Menor anteriores a esta época, datadas por Julio Mas García en el periodo Magdaleniense, que dan a este Mar Menor una identidad pesquera única y memorable.

La Odisea de Homero:

Penetramos sin más por el cómodo puerto; una roca
en escarpada continua lo ciñe de un lado y de otro
con remates de dos promotorios que dan frente a frente
y que forman su boca: delgado canal lo divide.
Impulsaron por éste, mis hombres las cóncavas naves
y en el seno del puerto quedaron atadas, bien juntas
entre sí, que en verdad no se alzaba en el agua una ola
ni pequeña ni grande: era todo cristalina.

Fuentes:
http://ruralmarmenor.blogspot.com.es/p/mastia.html

http://www.atlasdemurcia.com/index.php/secciones/8/comarca-de-cartagena-mar-menor/1/

http://cosmoecologos.blogspot.com.es/2014/10/la-almoloya-murcia.html

+ INFO

LA LOCALIZACIÓN DE MASTIA (Pdf)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: